Translate - Traductor

domingo, 7 de enero de 2018

EL INCREIBLE Y SORPRENDENTE MOVIMIENTO DE MASTILES DE BANDERAS DE LA PISCINA MUNICIPAL DE ABEGONDO (A CORUÑA).- ¿EFECTO RESONANCIA?

EL INCREIBLE Y SORPRENDENTE MOVIMIENTO DE MASTILES DE BANDERAS DE LA PISCINA MUNICIPAL DE ABEGONDO (A CORUÑA)

¿EFECTO RESONANCIA?


Desde hace años se observa con cierta frecuencia el balanceo que de forma inexplicable se produce en los mástiles de las banderas situadas en la piscina municipal de Abegondo (A Coruña).

Son tres en total. Cuando se produce este fenómeno, a veces el movimiento/balanceo se puede producir en uno sólo, en dos o incluso en los tres a la vez. como ocurre en el vídeo que se muestra más abajo.

Señalar que la situación normal y habitual, lógicamente, es estática total, como pueden imaginar los lectores. Lo sorprendente es que cuando se produce este movimiento, es, sin motivo aparente. Es decir, en días de calma, sin viento aparente, hasta tal punto en que no se ven mover las hojas de los árboles que hay en las inmediaciones.

Se realizaron consultas sobre posibles movimientos sismicos que pudieran afectar al subsuelo consultando fechas y horas exactas registradas previamente, sin que hubiera resultados positivos que pudieran dar como causa del movimiento. (Las consultas se realizaron a organismos oficiales)

Cuando se balancean los tres a la vez, lo hacen a frecuencias distintas, tal como puede apreciarse en el vídeo. A veces la frecuencia con la que se balancean es tal que hace que las pequeñas roldanas que están ubicadas en la parte alta de cada mastil para sujetar el cordon de las banderas emita un sonido que se oye a varios metros de distancia.

El video que aquí se expone es lo ocurrido a media tarde del sábado 6 de enero de 2018 (aunque en el video por equivocación se hable del año 2017). Una tarde sin viento aparente y el balanceo captado así como el sonido es más que ostensible.





Realizadas ciertas indagaciones con expertos cabe la posibilidad que este movimiento sea producido por el viento, aunque sea a una velocidad excesivamente pequeña e imperceptible para el ser humano, y que haga el EFECTO DE RESONANCIA en los mástiles; poniendo como ejemplo lo ocurrido con el Puente de Tacoma.









Salvando las distancias, claro es que si sorprendente fué el balanceo del puente de Tacoma, no es menos sorprendente para quien pueda ver y comprobar in situ los mástiles de la piscina de Abegondo balancear sin motivo aparente en días de total calma de viento.

Por eso y tan solo por eso, acompañado de una total ignorancia sobre el asunto, sigue siendo sorprendente ver balancearlos con la fuerza e intensidad que a veces lo hacen, sorprendiendo un día sí y otro también en días en los que es muy dificil asimilar que pueda ser el viento cuando este, aparentemente no existe.

Aquí queda la cuestión para quien pueda y quiera estudiarla en profundidad.



OTROS ENLACES QUE LE PUEDEN INTERESAR: